Qué es el Coaching

Para Ascesis, coaching ontológico es un modelo de transformación y aprendizaje mediante técnicas varias junto a los consultantes. Busca que aquello que parecía imposible se logre. Genera que las personas sientan que merecen tener lo que soñaron para ellos, introduce la creación de sueños para los que dejaron de confiar o creer que sea posible. Permite que la motivación sea el motor y la aparición de sentido de vida el centro real de sus decisiones que parecían imposibles de alcanzar. Es una dinámica de transformación personal que permite a individuos y equipos potenciar al máximo su desempeño.

Diferentes tipos de Coaching

Ascesis, utiliza el coching ontológico, le interesa el Ser. En el libro “El Hombre en busca del Sentido” de Víctor Frankl, aún cuando su ser, su sentido de vida junto con la alienación y la humillación la convierten en la imposibilidad de Vida nos capacita en que, pese a las situaciones más extremas, encontrar sentido de vida es lo que la hace diferente. La mayoría de los sentimientos de depresión, apatía, resignación, etc, tienen que ver con ese objetivo: Sentido de Vida, qué le da sentido a mi vida. Tan simple y tan complejo. Nuestro trabajo con coaching ontológico y Constelaciones Familiares y los variados recursos, nos permiten lograr juntos lo que da sentido a la vida para cada uno de los que concurren.

SER, HACER Y TENER.

Qué necesitamos TENER para HACER los que vinimos a SER.

Porqué un Coach

El Coach es una nueva figura que emerge en el mundo de hoy como agente de transformación. Su objetivo es detectar y disolver los obstáculos (emociones, estados de ánimo, juicios, corporalidad) que limitan la acción e impiden la concreción de proyectos. Los Coaches son guías en el aprendizaje. Ascesis, utiliza diferentes métodos para motivar a las personas en el desarrollo personal. El Coaching de carácter ontológico pone el acento en el SER, no disciplina sino que motiva. Sin embargo, la disciplina aparece cuando la persona siente su motivación. No exige, motiva, muestra, promueve. Cuando el ser se motiva, se redirecciona hacia su sentido de vida, aparece la buena exigencia, la que nos muestra la virtud de hacer cada día lo mejor posible transformando y reinscribiendo nuestra historia. Lo hacemos entre todos, juntos, acompañados, porque es importante que los logros se compartan así potenciamos lo que ha acontecido. El Coaching ontológico, promueve hacer los cambios que requerimos desde un espacio amable, amoroso y entusiasta. Metas claras y definidas tendientes a poder desarrollarnos, acompañar el desarrollo de los otros y recorrer un espiral ascendente en nuestro camino evolutivo.